Francisco de Vitoria

Reforma integral e interiorismo

Este proyecto de una reforma integral nos tiene enamorados. Se trata de un dúplex en la zona centro de la ciudad de Zaragoza, formada por una planta de zona de noche y la superior de zona de día con terraza y piscina.

La vivienda reformada la componen 3 dormitorios, 2 baños, una cocina con cerramiento metálico que se une con la estupenda escalera y un espacio central de salón comedor que se enfoca hacia la cocina. 

Además, el espacio de salón abre directamente mediante un cerramiento en acordeón a la terraza, dejándola completamente abierta hacia el salón, creando un espacio único en época estival.

Una extensión del interior hacia el exterior

La terraza, compuesta por dos niveles, le aporta un toque mediterráneo a la reforma integral. Paredes encaladas y porcelánico en gris en suelos encajan con la vegetación, creando un espacio fresco y veraniego. Macetero de obra totalmente integrado en un lateral con vegetación y la piscina integrada con el mismo material crean este espacio exterior totalmente integrado con la estética interior.

El espacio central se ha diseñado y reformado de forma integral con dos premisas, aportar calidez y darle un toque clásico renovado al proyecto. Suelo de madera en tono medio, cornisas decorativas de escayolas totalmente integradas con la decoración en paredes mediante baquetones. El resto lo hace el mobiliario y decoración

Hemos utilizado tanto una librería lacada totalmente a medida como muebles de madera natural como las mesas o las sillas de bambú. La luz de la terraza penetra en este espacio de forma elegante, bañando el espacio protagonista de la vivienda.

En esta reforma integral en Zaragoza hemos querido integrar en un único espacio, salón y comedor, dejando la zona de cocina conectada con el espacio pero separada mediante un cerramiento metálico en color negro.

La combinación perfecta entre lo clásico y lo contemporáneo

En cuanto a la cocina, el suelo porcelánico en damero y mobiliario con puertas molduradas en tono gris azulado elegido para esta reforma integral, combinado con toques de madera en elementos decorativos, hacen que la cocina adquiera un toque acogedor y sofisticado.

En cuanto a los baños, hemos combinado distintos materiales y texturas. En el baño de la zona de día hemos querido destacar el efecto mármol del suelo y paredes, siendo el suelo el protagonista formando un damero y con toques dorados en grifería y accesorios.

Por su parte, en el baño de planta baja el protagonista es el papel pintado. Destaca sobre el resto creando un ambiente sofisticado y decorativo y le aportamos el toque acogedor con el tono y la textura del suelo de bolón y la perfilería de madera.

Esta reforma integral tan especial en Zaragoza, además de crear espacios acogedores y prácticos, ha adquirido una estética marcada y sofisticada, siendo la luz natural quien realza las texturas y tonos de la combinación de materiales utilizados.

Si quieres tener una casa como esta solicita presupuesto totalmente gratis